domingo, 18 de octubre de 2015

Impar.

Soy hedonista, lo admito. Soy tan hedonista que ahora no sé cómo seguir. Ando sin piernas. Me cuesta respirar. La casa está maldita. Me falta algún órgano y no sé cuál es. La calle está distinta. Hay baches en el aire. Mi suspensión es de competición: dura, me agarro bien en las curvas, amortiguadores que ya chirrían del uso. Añádele caballos a manta, llantas finas y perfil bajo: no hay forma de alcanzarme si doy gas. Quiero correr hasta estrellarme -tanto me dueles-, pero soy cobarde y me gusta vivir -aun sin ti-. También quiero correrme hasta estrellarme. Una sucesión de orgasmos como las cuentas de un rosario porque no sé rezar. O beber hasta encontrar ese lugar donde vive la anestesia, la amnesia, la audacia necesaria para vivir sin ti. Malditos sean los felices. Borraría sonrisas con catana. ¿Nunca te pasó? Oh, sí, cuando te dicen: vamos, vamos, alegra esa cara. Me cago en tu puta madre, piensas. O algo peor. ¿Que es por cariño, por sacarte del pozo, por animarte? Sí, ya, y yo quiero que se te quede la cara plastificada de egoísmo tal cual ahora y para siempre. Lo sé, lo sé, no es políticamente correcto. Y este dolor, ¿lo es? ¿Eh? ¿Que qué culpa tienen los felices? Ninguna, ninguna, pero delatan mi infelicidad. Que se me pasará, algún día, pero no lo creo. Dolerá menos, claro, pero no pasará. Seamos honestos: los únicos gestos sinceros de ese calibre provienen de los que te quieren, el resto es mero atrezzo y mal maquillaje para salir del hoyo. Para eso no tengo habilidad. Lo siento. Recuerda: amortiguadores de competición, muy buenos para agarrarse en las curvas, pero terriblemente jodidos para sortear baches.

Gafas de sol. Gas. Más curvas que una comarcal gallega. 
Voy a correr 
Me
Hasta estrellar
Me
Bendito onanismo. Como las cuentas de un rosario. Amén. 


https://youtu.be/lMk89hMadms
Tito & Tarántula - When you cry



Autor: Zachary Ayotte