domingo, 11 de octubre de 2015

Cómo aprovechar una noche de sábado

odio las etiquetas  me miras como si supieras  odio las etiquetas en la ropa la mermelada  me comes como si supieras  los tallarines el café con leche donde te licúo el güisqui de garrafón y este dolor de cabeza odio las etiquetas  me bebes como si supieras  no tengo dinero nunca suficiente los dedos se hacen callos buscando en los bolsillos rotos que alguien fabricó para mí aunque no crea en destinos ni vidas cruzadas los hermanos no se encuentran de pronto te lo digo yo  me tienes como si supieras  porque todos llevamos etiquetas de dónde somos dónde nacimos a qué submundo pertenecemos y yo odio las etiquetas y los nombres de las cosas  me conoces como si supieras  si soy grande o no si tengo el pelo rubio si soy de izquierdas de arriba de fp de universidad privada  me sabes como si supieras  si tengo un coche de quince años un ciclomotor veinte airbags y asientos calefactables cristales tintados la sexualidad etiquetada ponte así dame esto ven aquí apaga la luz misionero misionero misión imposible una cuerda un candado una jaula  me follas como si supieras  mi vida es una jaula  me lees como si supieras  no solo de cara viven los besos desde que entraste en mi vida la fender me llama desde la pared con más fuerza que nunca quiere que la toque con mis manos grandes y le saque lo que lleva dentro  me oyes como si supieras  música a raudales le quité la etiqueta cuando aún no había salido de la tienda y mi tímpano se estaba regenerando todo en mí por ti se regenera  me sientes como si supieras  las olas de tus labios cambian como la marea y aquí viene una que me tragará y allá la calma que me dormirá hasta que mi propia agua te inunde a ti porque líquido somos pura agua contenida en esta piel que dices mía y que no es mía no es mía pero eso nadie lo sabe todavía hasta que me ponga una etiqueta

https://youtu.be/FwuZ_euLjZo
Schiller - Ruhe