sábado, 6 de julio de 2013

Uñas Rojas IX



Conocí lo escondido tras las puertas, donde teje sus espinas el miedo.
Viví, como tú, en la vertical alambrada.
Habían nidos y perfectas promesas al otro lado.
Allí terminé mi recámara de excusas.
Ahora estoy en el final renglón de todos los quiero.

Has visto cómo huye la penúltima mañana.
Como un espejo con su calumnia necesaria contra el desaliento. 
 
Yo estuve, como tú, en otro mundo antes de regresar a ti.
Las Nornas crujen y el tejido finaliza como baraja truncada.
Pero mienten.
No somos impostores. No nos estafa ya la vida.
Sabías que el fin era el principio; infinito retorno jamás escapa.
Por eso estás aquí. Y nos quedamos.   

Nos resta componer versos no ya rotos, sino astillados;
uñas rojas de vida creciendo gemidos en el vertedero.
Ahora ya lo sabes: hay una luz nueva tras las puertas. 
Ella te ama, y, en silencio, pronuncia tu nombre. 

 
 
 
Asaf Avidan – Differents Pulses