martes, 31 de mayo de 2011

Pepino Crisis / Pepino Fiction



fuente imagen grupos.emagister.com


MI PEPINO Y YO EN LA CRISIS DEL PEPINO.


El domingo vino la family a casa. Mamá trajo hortalizas varias para componer una ensalada de acompañamiento, y entre las hortalizas venían dos hermosos y verdes, alargados, algo rugosos y duros pepinos. Pocas hortalizas han sufrido la burla sobre su forma como el mencionado pepino, tan asimilado en ciertas mentes caldeadas -y no tan caldeadas- con alguna parte de la fisonomía masculina. Por si tuviera poco el pepino con su forma, ahora también le toca ser repudiado porque los alemanes, con tal de buscar culpables fuera de sus fronteras, han optado por la vía más rápida: culpar al de al lado, al vecino, al otro, nosotros no fuimos, nosotros somos alemanes, cumplimos las normas sanitarias, somos escrupulosos, eso fueron los españoles, fijo, mira cómo anda su país manga por hombro.

El caso es que el pepino español, fíjese bien que digo el pepino español, y no el portugués o el francés, sólo y exclusivamente nuestro maravilloso, hermoso, orondo y bien dotado pepino español, está siendo puesto en tela de juicio y expulsado de muchos países.

Yo me pregunto, saliendo del tono burlesco y cómico durante un sólo instante, ¿para qué diablos formamos parte de la Unión Europea si luego estamos indefensos ante ataques sin justificación por parte de cualquiera de sus miembros como ha sido el caso?

Los dos pepinos me miraban con tristeza, pero sin ningún recato ni pudor, los pelé, los corté en rodajas finas y fueron directos a la ensalada con los demás ingredientes. Estoy convencida de que fueron felices mientras fueron masticados; pues ese es el fin último de todo pepino que se precie, sea español, de katmandú o de alaska.


¡¡¡PEPINOS DEL MUNDO, Yo, desde aquí, os convoco, os incito a todos los pepinos de la tierra, tanto a los chinos, a los rusos, a los italianos, a los suajilis, a los de cabo verde, incluso a los pepinos de kazajistán, que apoyéis a los pepinos españoles en su lucha por ocupar un lugar sobre las encimeras del mundo!!!


http://www.eitb.com/noticias/sociedad/detalle/670693/pelispepineras-twitter-afronta-humor-crisis-pepinos/

domingo, 29 de mayo de 2011

tu puta madre




Siete cadáveres. Siete sin techo. Siete almas perdidas sobre la arruga del asfalto, sin precisar clinex ni anestesia previa, sin extrema unción, sin confortable abrazo, sin despedida. No podíamos conjeturar el frío adverso ni la adversidad climática como causa de la muerte, como tampoco podíamos decir aquello de ay qué pena más grande, se murió tan sólo y triste, nadie le ayudó, nadie estuvo junto a él en los últimos minutos, y ahora no, ahora ya no podemos decir eso ni sentirnos culpables, pues todos somos partícipes de esas muertes, todos somos cómplices, y algunos incluso asesinos.

Siete cadáveres, siete sin techo, siete almas que nadie abrazó en el calor humano.

Una vez me acerqué a uno de ellos, estaba en una esquina tirado y mirando el cielo, con sus calcetines raídos, rastas largas y sucias, los pantalones desgajados y unos guantes sin dedales. No pensé que fuera una mujer, quizás la pobreza iguala los sexos y no distingue, así que me sorprendí al acercarme. Tuve esa estúpida idea de que podía comprar la solidaridad, le di una moneda -bien barata me salía-, pero aún así,  quise ayudarla a ponerse en pie, y ella me miró como si me escupiera, agrió el labio y vomitó: tu puta madre.

Tardé años en comprender que no era mi dinero ni mi lástima lo que precisaba.

Siete cadáveres, siete sin techo, siete almas. Ayer murió la séptima víctima de nuestro egoísmo y mala administración, de este sistema nuestro tan equitativo que no premia el trabajo ni el esfuerzo, donde la banca siempre gana, la banca siempre gana. Siete muertos en dos meses en la Isla. Isla Grande es hoy más pequeña. Fuera de toda estadística y lógica, fuera de toda comprensión y lógica, fuera de toda asimilación.
Que nadie se llame a engaño; todos somos culpables y responsables, tanto los votados como los que votamos.

¿Y luego alguien se sorprende de tanta indignación?

Descanse en paz, pero descanse en paz un sistema que permite morir en la calle a siete de sus hijos, en menos de dos meses, en Isla Grande, tirados, tirados y perdidos, abandonados sobre el asfalto.


pd: piensa qué puedes hacer, piensa en qué puedes ayudar, mira en tu barrio, en tu edificio, tu vecino que no llega a fin de mes, mira a tu hermano, a tu amigo, piensa en cómo ayudar a que nadie de todos cuántos conoces acaben así... ¿me harás ese pequeño favor? yo, todos, te lo agradecemos...

las grandes olas, los tsunamís, comienzan en una sola gota... :)

delia díaz



miércoles, 25 de mayo de 2011

liberados


Coro) I see my light come shining /Veo mi luz viene brillando
From the west down to the east /Desde el oeste hacia el este
Any day now, any day now /Cualquier día, cualquier día de estos
I shall be released /Seré liberado

Grande, grande Bob, sonando en la grande voz de Nina. Tenía una cinta de esas de casettes, de las antiguas, de las que se rebobinaban con bolígrafos Vic. El Mp5 es una bendición tecnológica, pero no me digáis que aquellas cintas, discos, no tienen su encanto. Si, ya sé, qué tiempos aquellos y que arcaica estoy hoy, pero me viene a la cabeza aquella tarde en Madrid, en mi tejado de la buhardilla de Callao, mientras las putas se disputaban el metro cuadrado más productivo de la zona -esto ya le he escrito antes, creo que en la primera novela, sí, estoy casi segura, tengo que tener cuidado de no repetirme, me auto-censuro a escondidas de mi propio recuerdo-. Nina cantaba en aquella cinta temas de Bob, y cantaba el Baby, don't let me be misunderstood. Fue entonces cuando me enamoré de ella y su voz resquebrajada, de su ondulación y ese íntimo rozar que tenía de aderezarme la piel por dentro.  Junto a aquella cinta descansaba el grande Bob en un disco de vinilo, Blood on the tracks, y la delia de entonces se enamoraba de los tejados, de los gatos que andaban perdidos por los tejados, hurgaba en la onda del tiempo de la mano de Nina, Bob, y la sangre que hervía.

Afortunadamente ese detalle continúa exactamente igual que entonces: Nina, Bob, los tejados con sus gatos perdidos, y mi sangre, siempre hirviendo.




She lit a burner on the stove and offered me a pipe/ Ella encendió un fuego en la estufa y me ofreció una pipa
"I thought you'd never say hello," she said/ "Pensé que nunca ibas a decir hola", dijo
"You look like the silent type." / Te ves como el tipo de silencio."
Then she opened up a book of poems / Luego se abrió un libro de poemas
And handed it to me / Y me lo entregó
Written by an Italian poet / Escrito por un poeta italiano
From the thirteenth century / A partir del siglo XIII
And every one of them words rang true/ Y cada una de aquellas palabras sonaron a verdad
And glowed like burnin' coal / Y brillaban como el carbón encendido
Pourin' off of every page / Fuera Poruin de cada página.
Like it was written in my soul from me to you /Como estaba escrito en mi alma desde mi para ti
Tangled up in blue.




martes, 24 de mayo de 2011

Herón y mi futuro



Aún a sabiendas de todo ello, me encantaría viajar a Alejandría,
con el obvio viaje en el tiempo,
pagar por la entrada en el templo
y dejarme engañar por Herón y sus trinos,

pero sólo por Herón y sus trinos.
Me pregunto si no seré una ilusa antiquísima.

 ... ;)

domingo, 22 de mayo de 2011

enséñame a bailar






Él me dijo entonces, enséñame a bailar, antes de que sea tarde. Lo recuerdo bien, lo recuerdo tan bien que aún siento su calor en la palma de mi mano, cuando al tomar la suya, le dije, déjate llevar, no pienses demasiado, sólo déjate llevar, y sentíamos la música cosquilleándonos los pies y yo me acordaba de Zorba el Griego y cómo daba su clase pateando las piedras y cómo reía, cómo se reía de todo, de todo, porque todo es risible, le dije yo entonces, el plomo, la bilis, tu sangre, la mía, los redobles de tambor que siento en tu estomágo, el pulso, la entrepierna, las hecatombes, todo lo es, hasta tú, hasta yo, no hacemos más que intentar descifrar los jeroglíficos de la vida, intentar buscar sentido a lo que no lo tiene, los alfileres siempre estarán, como las dagas, como Titán, como las cabezas y no nucleares, pero es tan hermoso dejarse llevar un rato, sólo un rato por la música, por el calor, el amor, y bailar con los ojos húmedos, si quieres, pero bailar...



sábado, 21 de mayo de 2011

indignados





ea ea ea
el pueblo se cabrea

no soy anti-sistema, el sistema es anti-yo

manos arriba, esto es un atraco

menos policía, más educación

pa'tanto chorizo no hay pan

lo llaman democracia y no lo es

personas somos, personas queremos y a esos ladrones ya no los queremos

la banca siempre gana y no me da la gana

si siguen con esas, haremos la islandesa

somos personas, no mercancia

rebeldes sin casa

si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir

esta crisis no la pagamos

no es una crisis, es una estafa

indignados!!!










acampadas indignados sol tenerife ....






si la mayoría lloriquea; tú, también
si la mayoría se queda quieta; tú, también
si la mayoría se tira al suelo; tú, también

no puedes hacer nada

no puedes
no puedes
uno-no-nada

salvo en el sistema binario que ha cambiado el mundo:
ahora lo que estás leyendo no son más que combinaciones de ceros y unos
qué cosas

sigue, sigue bailando como la mayoría, quejándote como la mayoría,
sigue en el jodido suelo
total, sólo eres uno
UNO

y te queda tan poco
para ser
CERO
sigue, sigue bailando como la mayoría
en el jodido suelo...



mientras otros hacen por ti:

acampada de sol.
Madrid AFP. Pedro Aarmestre.
acampada pl. candelaria -tenerife
EDDC.NET



y tú, ¿este domingo vas a seguir quejándote sin hacer nada?
y hoy, ¿vas a seguir ahí sin hacer nada?

miércoles, 18 de mayo de 2011

¿qué canta tu alma?




A las persianas les nacen rendijas cuando se abren,
y un haz de luz se cuela por ellas,
llenas de motitas de polvo suspendidas
en los rayos de sol.

Tuve una visión en uno de ellos,
justo antes de dormir:
dos escarabajos copulaban con sus alas abiertas
y, después de separarse, un hilo dorado colgó,
rayo de luz abajo, hacia el suelo.

Al despertar, todo estaba tan oscuro,
hasta que sentí la cortina oscilar.
 Las velas fueron apagándose,
el fuego íntimo mermó al final del viento
y yo pude respirar nuevamente.
Me había olvidado de hacerlo.

Con la última vela sentí
una punzada en el esternón:
alguien me extraía líquido medular para analizar,
depositándolo con cuidado en una probeta vertida,
a su vez, en un vaso de tubo con dos cubitos de hielo.

Sonreía mientras mi esternón se hundía al peso de la extracción,
y yo me sentía desinflar, allí,
tumbada sobre la barra del bar que tanto se parecía a una camilla.


Fue entonces cuando habló,
sin dejar de mirarme al túnel de mis ojos,
sonriendo, con una voz madura y rota,
tan parecida a un chevrolet corvette descapotable,
y me dijo:

Hola, preciosa,
¿quieres mancharme los asientos de cuero blanco
con la médula que te sobra?

Qué podía decirle si ya la daba por muerta…

Quería sentir el viento enredándome los rizos.

Abre la capota, susurré, pero hazlo suave, muy suave,
que sienta el chirriar de tus bisagras contra mis pezones;
hazlo suave, no muerdas, no muerdas…


Y el chevrolet murmuró:
 
Cuéntame, Mujer, ¿qué canta tu alma?
 
 
Aunque seas mi muerte,
me quedaré junto a ti.
 
 
Safe Creative #1103258810052

sábado, 14 de mayo de 2011

no pretendo


no pretendo
deshacer los nudos de mis venas.

hay un estremecimiento en cada uno
con firma y huellas.

no pretendo poesía,
ni siquiera pienso.
sólo vibro.

tampoco anhelo
 correr tras tus cristales
como migas dejadas en el camino.

quiero cortarme con y en ellos.

quiero deshacerme la vena completa,
renacer y rehacerme en tu lengua desgastada,
y ser yo en tus huellas.
morir en el pulso de tu boca.
llenarme de ti,
vida y médula.

llenarte de mí,
sobre la sal y la carne,
envueltos.
sangre y miel,
suspiro y hambre.


quedarme.
tan sólo quedarme
un rato,

un rato eterno
 contigo,
y recordar
cómo regresar a casa.


sangre y miel. VII. no pretendo.
delia díaz

Safe Creative #1103258810052




jueves, 12 de mayo de 2011

bailemos...



"""quiero evitar la baldosa que baila

y va y me pisa el pie el invierno

tú me diras que son cosas que pasan

así como pasa esta otra ambulancia


voy a quitar todas estas zetas

del sopor que te infunden mis letras

la próxima vez que levantes las cejas

de incredulidad

que sea al mundo

y no a mí

condición de aturdido

encuentro que todo está perdido

pero ahora que el mal ya está hecho

lo bueno va a encontrar

su oportunidad




ahora tú

no dejes que hable

te debo un baile

y no una explicación



te debo un baile




la próxima vez

que levantes las cejas de incredulidad

que sea al mundo

y no a mí


 
-al mundo y no a mí-



 
nunca te voy a pedir

que confíes en mí


 
ahora tú

no dejes que hable

te debo un baile

y no una explicación


te debo un baile


 
la próxima vez

que levantes las cejas de incredulidad

que sea al mundo

 y no a mí"""



Te debo un baile. The New Raemon.




martes, 10 de mayo de 2011

cristales desde Bavaria



La lágrima cristaliza en los huecos y rellena charcos,
mezcolanza de amapolas y sedantes tiernos.
Importaba derramarse sobre la cal viva que procede
de las espinas secas y los laureles muertos.

Y continúa rodando por las pendientes que no cesan.

Comprendí algún pormenor de Auster, mas no todos.
Y sigo siendo un muro, por fuera y por dentro, cincelado.
Me escribo desde adentro con trozos de espejos rotos.
Pero ahora, si cierro los ojos, veo colores tras el párpado.




tengo una extraña sensación últimamente: es cómo si los trozos de espejo se reprodujeran, bien por cópula desenfrenada o por osmosis o clonaciones varias realizadas en probetas, higiénicamente manoseadas, y aunque los colores se deslizan corriéndose tras el párpado como una cortina de agua, los trozos de espejos brillan y rebotan todo, absolutamente todo, hasta que me siento rebotar a mí misma contra el antiguo muro y ya no sé si me licúo, si soy barro, yeso, cemento o esparto, hasta que me asomo a cierta terraza que dispuse, eso sí, muy precavidamente, antes de llegar al gran ojo, y miro por la barandilla, me asomo sin miedo y contemplo cómo el mundo se columpia en el filo de la daga...


y entonces, con espejos multiplicados, con colores estrellados, con la catarsis de los embobados, yo renazco sonriendo, como el jodido ave fénix, mientras lloro cristales sobre raíles de cianuro



¿no te parece de lo más ridículo?




lunes, 9 de mayo de 2011

cómete la sopa...






si no puedes tragar una tregua dentro de otra tregua:





cuando era niña odiaba los pimientos, aún hoy los odio. una vez, en amsterdam, mi madre hizo una sopa tártara plagada de tiras de pimientos rojos, y se empeñó en que los comiera: cómete la sopa, cómete la sopa... insistía con saña.

yo pataleaba, gruñía, pero aún tenía 4 o 5 años e insuficiente poder -o eso creía- y me rendí; metí varias tiras de pimiento en la boca, tomé el vaso de agua, apreté bien fuerte la nariz con la otra mano, y tragué ruidosamente tantas veces como tiras de pimiento había, sintiendo cómo se deslizaban enteras por mi garganta.

al rato ella se acercó y dijo algo así: ¿ves como podías comértela?

introduje mis dedos -tres- en la boca hasta la campanilla y vomité la puta sopa tártara.



si hubiera sabido el chiste entonces, le hubiera imitado con la boca retorcida y asqueada:

cómete la sopa, cómete la sopa, cómete la sopa...
  
¡¡¡cómeme la polla!!!
 
;)
 
  

sábado, 7 de mayo de 2011

mujer de sal...



Llevo días ausente. Cuando estoy así, en esa ausencia, me da por rebuscar entre mis recuerdos, en las cajas de madera o de zapatos, en las carpetas-acordeón donde guardo cartas de cuando se escribían cartas con sus sellos y matasellos y saliva en  sobre, manuscritos, viejas fotografías de los canales de Amsterdam de mi niñez y de grandes prados de amapolas, postales de Viena, de la Sagrada Familia, de la Expo de Sevilla, incluso una de esas tarjetas postales musical donde Papá Noel sonríe como si fuera gratis y que, si la abres, suena el yingels bels,  firmada y dedicada con un abrazo de Mamá -ese año sería otro más de navidades solitarias-

Allí descubrí una carta que me costó encuadrar en situación y tiempo, sin remitente, con letra y firma másculina.

Estaba fechada en Madrid, pero el matasellos sólo mostraba 7 de agosto, y el año había desaparecido cerca de la nariz real de Juan Carlos I.

Sentí un escalofrío.


"""  ¡La soledad! Primigenia palabra, omnipresente, compañero de lo humano. Es curioso que actualmente que hemos conseguido tantas cosas, hacia adelante, hacia el progreso, desde y hacia todos lados, la soledad nos viene a descubrir la íntima insatisfacción personal; tiempos de indefinición, de despecho, de fuga... el desierto de un alba sin futuro. Qué decisión tomar, me preguntas. Quizás decir con Nietzsche: "Desde que me he fatigado de buscar, he aprendido a encontrar".

Recuerda que no todos los poetas escriben, y quién ve y siente, y goza y calla, puede ser, en potencia, el más grande de los poetas.




--Mujer de sal, mujer de nieve, siento

como un largo vacío tu blancura en el alma,
y voy a ti como al abismo el ciego,
aunque presienta que has de ser mañana,
Como la muerte, fría e imposible
y como la mujer de Lot, amarga.--
 
Nunca te recité poemas de Andrés Eloy Blanco.   """




Recuerdo cómo me impactó la repetición del trazo hasta casi romper el papel de las palabras "mujer de sal", convirtiendo las letras en negrita insidiosa. Recuerdo tantas cosas de aquella efímera relación, recuerdo discutir sobre ello, sobre las efímeras relaciones, recuerdo decirle: si somos efímeros, efímeros serán también nuestros amores.

Recuerdo mi despedida: Nos vemos por las calles...  


Nunca más supe de él.