miércoles, 23 de marzo de 2011

Las olas de mi piel.




¿Sabías que me crece magia en la punta de los dedos?
Quiero rozarte con ella, adentro, donde no te llega el sol pero sí mis estrellas,
y llevarte a nadar sobre las olas de mi piel.

Me gustaría comprar el pan contigo, irnos al río a deshojar margaritas como si no se nos fueran a quemar los filetes, sentarnos a tirar piedras en la playa y ver la multiplicación de las ondas, escuchar la misma canción mil veces, y una más hasta marearnos, jugar a decir Sí con la lengua cuando la piel clama un afirmativo tan parecido a una plegaria, compartir la toalla del baño después de la esponja y el beso completo, un rabo de nube de Silvio, la cafetera vieja y los posos de las tazas con el más hermoso destino, colarme en tus zapatos y amar el sendero pasado, darte mi vida en un abrazo de almohada compartida, regalarte la sobremesa, el suspiro, la tregua, el aliento, mi fortaleza, la más íntima de mis suavidades y un tesoro de supernovas que tengo en el bolsillo. Sí, este tesoro mío inmenso como un universo. Es mágico, poderoso, y te hará feliz, tan feliz que posiblemente me lo robes y, entonces, cuando más nos amemos, cuando encajemos la otra mitad perdida, odiaremos el robo y el repudio se instalará por ello. Entonces, cuando nadie lo espere y nosotros apenas nos demos cuenta, te alejarás, me alejaré, nos iremos tan lejos que ya no habrá aire, ni viciado ni sucio, capaz de hinchar las velas, se nos olvidarán las direcciones y las ganas de buscarnos, y la ceguera nos impedirá vernos, llegaremos a ese lugar donde las brújulas se han escapado y los mapas mienten, y algún pajarraco comerá las migas dejadas para no olvidar el camino del regreso.


Pero siempre nos quedará el rabo de nube compartido. Sabía tan dulce tu amor, valió tanto, tanto la pena. Repetiría. No tendrías que robarme el tesoro de supernovas, te lo regalaría sin dudarlo, y reincidiría, volvería a revivir cada segundo contigo, en ésta, y en mil vidas, porque nadie amó las olas de mi piel como lo hiciste tú.


Meus  Sum. III- Las olas de mi piel.
delia díaz.


Safe Creative #1103238791333

martes, 22 de marzo de 2011

donde quiera que estés...



Vivo errante y pierdo brillos
en esta tierra muerta y sin luna.
Reencuentro en los bolsillos
todas las distancias menos una,

y he de recorrerla para llegarte,
y es tan lejos que te siento...
¿Me reconstruiré sin amarte,
perdiendo caminos y aliento?

Hay un sofá donde descansas,
una cama donde esperas,
salvajeando las horas mansas
que resuciten las quimeras.

Vivo errante y pierdo estrellas,
en esta tierra de desconciertos,
busco magias porque sin ellas,
todos mis ahora son inciertos,

y me robaron las direcciones
y ni localizarte ya consigo...
Juro aún entre erupciones,
algún día, dar contigo.

y te encontraré aunque muera
este corazón apagado y herido,
hundido por quien queriendo fuera
de los ángeles, el menos querido.

Hay un sofá que te retiene,
en algún lugar de otro mundo,
te busco porque sin ti no tiene
mi yo errante, un yo rotundo.


Versos del país de la bruma. XXIII. De otro mundo. delia díaz.

Safe Creative #1101308373489 

domingo, 20 de marzo de 2011

Gadafi Vs Las Mujeres

Hoy se me han revuelto las tripas, casi vomito el desayuno, escuchando la asquerosa voz del Coronel Gadafi.

Jamás conocí una Libia sin Gadafi. El Coronel lleva 42 años en el poder, dando y recibiendo lo que le sale de su hinchado ego de autócrata y dictador, manejando la información, el poder, e imponiendo su voluntad con su famoso puño de hierro.


Ahora, alzándose abanderado de una liberación que nadie cree, usa en su despropósito la debilidad de la mujer en su país para aplastar el ansia de libertad de su pueblo. Ahora, Gadafi ha dicho a las 09.45, hora canaria:

“Los rebeldes están drogados. Estamos preparados para una larga y duradera guerra; vosotros, no -refiriéndose al cuerpo aliado-. Vamos a armar al pueblo libio. Vamos a entrenar a nuestras mujeres. Van a salir a la calle y van a pelear con nosotros, y vosotros que estáis en el partido del demonio, saldréis derrotados. Sois invasores que utilizan métodos terroristas. Esta es nuestra tierra, estamos preparados para una larga guerra, lucharemos contra los invasores y los traidores, y venceremos”.

La demagogia de Gadafi ha llegado a su punto álgido. Su pensamiento pseudo-revolucionario se publicitó en su “Libro Verde”, que no es más que una réplica del Libro Rojo de Mao, y en él propaga la igualdad ante la ley de hombres y mujeres, pero la falsedad de sus intenciones se muestra en la realidad cotidiana de Libia: el hombre toma el poder, y la mujer queda sujeta en la casa, con su falta de presencia en la vida pública, a expensas de la voluntad de padres y maridos.

""El Coronel creó su Academia Militar Femenina, la Jamashirya, cuerpo especial para la defensa de su 'democracia directa' en el que las mujeres visten traje militar durante el día y manto de lino fino durante noche. De este cuerpo sobresalen las monjas revolucionarias o nuevas mujeres liberadas, guardianes de la revolución, el Rahibat, élite femenina muy poco conocida y de la que apenas se habla, pero de la que le gusta rodearse el Coronel, para algunos su guardia personal, responsables de su vida, y para la mayoría su harem."" Autor Manuel Villar Raso.

Sin embargo, es el Coronel Gadafi quien da el poder, quien quita los derechos, quien otorga, según su conveniencia, un estatus adecuado a la religión musulmana, por su propio interés y no en pos de una libertad como ser humano indistinto de los hombres.

Las mujeres en su país tienen el papel y los derechos que el Coronel decide; ni más, ni menos.

Muamar el Gadafi tiene que pagar un precio a su despostismo; y ha de ser el precio más alto.
 
Ojalá sea una mujer quien silencie la boca sucia de este hombre.
 
 
delia díaz.
 
Foto: Getty Images.

jueves, 17 de marzo de 2011

a tu lado...









A tu lado, inamovible,
en la mansedumbre o el plomo,
ante la tiniebla crecida
y los desiertos de hielo,
portando escudo de venideras cuchillas.

A tu lado, amor,
siempre,
entre la espuma encabritada,
sobre el rayo de mal humor,
doblegando el hastío,
la melancolía,
ablandando el mundo disfrazado de espada.
A tu lado,
con la máxima insistencia que elijas,
y mi piel de cobijo,
desterrando oscuridades y lamentos.

A tu lado, mi vida,
crezco y sano,
y el amparo reside
en el perfil de tus labios.
Quedarme no es entrega, es regalo.
Amarte me nace natural como el respiro.
No sé caminar lejos de tus pasos.
Y el tiempo,
el tiempo se dobla manso,
recogido y hermoso entre tus brazos.

A tu lado, amor,
inevitable,
sobre la tierra germinada,
sobre las nubes, incluso negras.
A tu lado, siempre,
hasta las fosas marianas,
o la puerta del averno,
de la mano de Dante tras el amado yelmo,
estaré siempre, amor mío,
cuidando con mi alma la tuya,
hasta en la más profunda
de las mareas.



Versos del país de la bruma. -XII- A tu lado. delia díaz. III-MMXI



Safe Creative #1101308373489

domingo, 13 de marzo de 2011

esta es mi sentencia...



Tejimos arte entre horizontes, Florencia.



La melancolía nos enredó las venas,
y ahí permanecimos, distantes y cercanas,
como los átomos hablando idioma común
que saben de infiernos y niños capaces.

Yo te sentí llorar a través de los mares,
y un aguacero frío me empapó por dentro.

Te seguí en el pulso de tus letras.

Parado el párrafo,
ausente de ti y de todos, 
yo te sentí, aún así,
llorar a través de los mares.

Un abrazo de piel vuelta,
mi propia piel como pañuelo,
latitudes insomnes que te conocen,
la certeza de saberlo cierto.


Las niñas que fuimos revolotean,
juegan la rayuela y sonríen.
Unas manos infantes y desconocidas,
un traspaso de píxeles
derrumbador de distancias.


Y los aires buenos de tu pueblo
me llegan desde el otro lado del charco,
porque así es el arte de mágico
cuando une y ata puntos distantes.

Mi abrazo de carne se perderá
naufragado entre miles de olas,
pero el de piel vuelta,
expandido desde adentro,
se queda contigo,
permanece en el calor y la espera.

Alcazaremos Xibalba, tan seguro.

Estuvimos allí,
resurgimos,
y el desastre nos llevó de regreso.

Seremos Houdini,
escapistas perfectos,
y todas las puertas de huída
llevarán nuestro nombre impreso.

Lograremos escapar.

Esta es mi sentencia.


Safe Creative #1101308373489








martes, 8 de marzo de 2011

quedamos lunáticos aún...



vengo de pasear por los cráteres de una luna rabiosa, sí...
vengo de visitar a un hombre que besa con rabia
y se pierde oportunidades por tomar café

estuve mareando con él por Cullera,
vengo haciéndolo desde hace más de un año

es joven pero tiene el alma vieja y me gusta
sí, es un viejo conocido siendo un absoluto desconocido


el tiempo corre, corre...
se evapora como un maldito bastardo
que huye de la pensión sin pagar a la puta

trato de controlarlo sujeto a las manecillas de mi reloj de cuerda,
un reloj de diseño cuyo motor es mi propio pulso,
trasparente y con las tripas de su maquinaria totalmente visibles.

a veces me quedo suspendida mientras el segundero avanza
y pienso:

¿nos miente el segundero?
¿nos miente el minutero?
¿nos miente el mundo entero?

¿por qué voy de la luz a la rabia como dando saltos?

errática,
en un ordenado caos que me impongo para sobrevivir,
siempre con mi sonrisa incombustible
y la dentadura afilada de mis ojos


soy una lunática, está claro
casi tanto como tú


aún quedamos seres desplastificados,
de piel y venas,
estremecidos y estremecedores


te doy las gracias

Ciorán me dijo anoche:
"Mi misión es matar el tiempo, y la de éste matarme a su vez.
Se está bien entre asesinos".

matemos, luna rabiosa, el tiempo


antes de que él acabe con nosotros