viernes, 1 de abril de 2011

repito abriles y sensaciones





“"Es un muro.
Y el muro es muerte. 
Ilegible,
Garabato del descontento,
en la imagen,…"”
Desapariciones. Paul Auster.



Fui muro.
Garabato de algo y alguien, mío, sobre mí.
Sentí dibujadas con alfileres sobre mis palmas
fábricas de las líneas de vida y muerte,
hasta donde uno puede cortarse las venas.

Fui almuerzo desnudo.
Una casualidad, dos de arena, el hambre de más, el cenicero.
Fui destierro de fe embrutecida.
Desecho, error humano, sereno descalzo, incapaz y cierto.

Y la lápida pensará el más funesto epitafio:
Fui ganas, teatro, rueda sin radio, desconcierto, cementerio.


Detalles –


La lágrima cristaliza en los huecos y rellena charcos,
mezcolanza de amapolas y sedantes tiernos.
Importaba derramarse sobre la cal viva que procede
de las espinas secas y los laureles muertos.

Y continúa rodando por las pendientes que no cesan.

Comprendí algún pormenor de Auster, mas no todos.
Y sigo siendo un muro, por fuera y por dentro, cincelado.
Me escribo desde adentro con trozos de espejos rotos.
Pero ahora, si cierro los ojos, veo colores tras el párpado.


Colores –
Del amor y otros sustantivos.
delia díaz

is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.