miércoles, 23 de marzo de 2011

Las olas de mi piel.




¿Sabías que me crece magia en la punta de los dedos?
Quiero rozarte con ella, adentro, donde no te llega el sol pero sí mis estrellas,
y llevarte a nadar sobre las olas de mi piel.

Me gustaría comprar el pan contigo, irnos al río a deshojar margaritas como si no se nos fueran a quemar los filetes, sentarnos a tirar piedras en la playa y ver la multiplicación de las ondas, escuchar la misma canción mil veces, y una más hasta marearnos, jugar a decir Sí con la lengua cuando la piel clama un afirmativo tan parecido a una plegaria, compartir la toalla del baño después de la esponja y el beso completo, un rabo de nube de Silvio, la cafetera vieja y los posos de las tazas con el más hermoso destino, colarme en tus zapatos y amar el sendero pasado, darte mi vida en un abrazo de almohada compartida, regalarte la sobremesa, el suspiro, la tregua, el aliento, mi fortaleza, la más íntima de mis suavidades y un tesoro de supernovas que tengo en el bolsillo. Sí, este tesoro mío inmenso como un universo. Es mágico, poderoso, y te hará feliz, tan feliz que posiblemente me lo robes y, entonces, cuando más nos amemos, cuando encajemos la otra mitad perdida, odiaremos el robo y el repudio se instalará por ello. Entonces, cuando nadie lo espere y nosotros apenas nos demos cuenta, te alejarás, me alejaré, nos iremos tan lejos que ya no habrá aire, ni viciado ni sucio, capaz de hinchar las velas, se nos olvidarán las direcciones y las ganas de buscarnos, y la ceguera nos impedirá vernos, llegaremos a ese lugar donde las brújulas se han escapado y los mapas mienten, y algún pajarraco comerá las migas dejadas para no olvidar el camino del regreso.


Pero siempre nos quedará el rabo de nube compartido. Sabía tan dulce tu amor, valió tanto, tanto la pena. Repetiría. No tendrías que robarme el tesoro de supernovas, te lo regalaría sin dudarlo, y reincidiría, volvería a revivir cada segundo contigo, en ésta, y en mil vidas, porque nadie amó las olas de mi piel como lo hiciste tú.


Meus  Sum. III- Las olas de mi piel.
delia díaz.


Safe Creative #1103238791333